3 experimentos científicos para hacer en casa con los niños

¿A tus hijos les gusta la ciencia? Haz con ellos estos divertidos y sencillos experimentos científicos caseros. Aprender no tiene por qué ser aburrido, y aquí tienes cuatro ideas que lo demuestran.

1. Gusanos bailarines

Materiales

  • Gusanos de gomita
  • Bicarbonato
  • Vinagre
  • Agua
  • 1 vaso transparente

Instrucciones

Primero corta el gusano a lo largo en cuatro pedazos y colócalas en un vaso lleno de agua tibia con tres cucharadas de bicarbonato durante 15 minutos.

A continuación retira los gusanos del vaso con un tenedor e introdúcelos en otro vaso con vinagre. En cuestión de segundos los gusanos empezarán a cubrirse de burbujas y a subir retorciéndose hacia la superficie.

Explicación

Al juntarse los gusanos impregnados en bicarbonato de sodio con el vinagre se produce una reacción química que provoca la formación de burbujas de gas (dióxido de carbono) alrededor del gusano de goma, que inmediatamente sube a la superficie.

Una vez que las burbujas de gas estallan, el gusano cae hacia abajo y se vuelve a cubrir de burbujas que lo hacen subir nuevamente, y así hasta que se agota uno de los dos reactivos (el bicarbonato o el vinagre).

2. Letras de cristal

Materiales

  • Limpiapipas
  • Hilo
  • Palito de madera (o lápiz)
  • Tijeras
  • Envase de plástico mediano
  • Jarra medidora
  • Cuchara
  • Colorante alimenticio (opcional)
  • Bórax en polvo o percarbonato de sodio (es un componente habitual en jabones y detergentes y se puede encontrar en supermercados).

Instrucciones

En primer lugar, dale forma al limpiapipas para hacer las letras de tu nombre. Átalo con un hilo y anuda el otro extremo a un palo de madera.

Calienta una olla de agua hasta que hierva. Con la ayuda de una jarra medidora, vierte 750ml. de agua caliente en un recipiente de plástico mediano, añade 9 cucharadas de bórax o percarbonato sódico y disúelvelo (3 cucharadas por cada 250ml de agua).

Por último, introduce el limpiapipas con la forma de tu nombre en el líquido sin que éste toque ninguno de los lados y déjalo suspendido dentro durante toda la noche para que se formen los cristales.

*Para que tu nombre de cristal sea de colores, puedes usar limpiapipas de colores o bien añadir colorante alimentario al agua con bórax para teñirlo.

Explicación

Cuando se disuelve el bórax en agua se crea una suspensión, es decir, una mezcla de partículas sólidas (el bórax) que son lo suficientemente grandes para la sedimentación. Con el paso del tiempo el bórax comienza a sedimentarse y a cristalizar sobre las superficies sólidas, formando una capa de cristal entorno al limpiapipas.

3. Arcoíris líquido

Materiales

  • 1 bote de cristal
  • Miel
  • Jabón líquido lavavajillas verde
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Alcohol
  • Colorante alimentario
  • 1 gotero

Instrucciones

Primero vierte la miel en el tarro de cristal (sin que toque los lados) y después añade el jabón líquido lavavajillas de color verde. A continuación mezcla agua con colorante alimentario (de color azul o morado, por ejemplo) y viértelo encima del lavavajillas con cuidado de no tocar los lados. Continúa añadiendo una gruesa capa de aceite de oliva siempre en el centro del recipiente.

Por último, mezcla el alcohol con colorante alimentario rojo, pero ¡cuidado! no lo viertes en el centro como los anteriores. Si lo haces, el alcohol puede atravesar la capa de aceite y alcanzar la capa de agua teñida de azul o morado, y tu arcoiris se estropeará. Para evitarlo, utiliza un gotero para dejar escurrir el alcohol por el interior del bote.

Explicación

La explicación de este experimento es muy sencilla, la clave reside en la densidad de los diferentes líquidos. Los líquidos más densos pesan más, y por tanto se quedan en el fondo, y los más ligeros se mantienen en la parte superior. Además, al tener diferente densidad, los líquidos no se mezclan y de esta forma se crea este bonito arcoíris.

Fuente: Sapos y princesas.