5 recetas fáciles de pan casero para hacer con niños

Seguimos buscando ideas para que estos días de cuarentena se pasen lo mejor posible. Y qué mejor forma de lograrlo que trasteando tiempo en la cocina con nuestros hijos.

Lo más llamativo para los niños suele ser el dulce, sobre todo los bizcochos sencilloslas tartas o las galletas. Pero, ¿qué tal si probamos también con los panes? Hay tal variedad que sabores (también dulces) e ingredientes que seguro que les sorprendes y, además, evitarás tener que salir de casa a comprar el pan.

Además, dicen los chefs que cuando pruebas a amasar tu propio pan y comparas el resultado con lo que compras en la panadería del barrio, te vas enganchando y probando nuevas técnicas para disfrutar.

Así que, mejor, quédate en casa y prueba nuestras 5 recetas fáciles de pan casero para hacer con niños.

Pan de centeno

No solo de trigo se hacen los panes. El de centeno está espectacular y además es sencillo de preparar, apto para novatos. Eso sí, para que pruebe primero su sabor y consistencia (miga densa, algo ácida), te animamos a que te inicies con este de trigo con solo parte de este cereal, para que sea más suave y fácil de elaborar. Si te gusta, ya puedes lanzarte a preparar un pan de centeno.

Pan de ajo

Quizás no sea muy apetitoso para todos los miembros de la familia, pero seguro que al menos a papá y a mamá les encanta. ¿Verdad? Así que animaros realizar esta receta sencilla de pan con ajo, ideal para acompañar nuestros aperitivos o para tener como fondo de despensa para cuando nos apetece un capricho.

Panecillos de pan de trigo con curry y pasas

Pueden gustarte o no los ingredientes, pero nadie puede poner en duda que estos panecillos de curry y pasas, elaborados con trigo, son originales.

Su sabor ligeramente especiado contrasta muy bien con el dulce de las pasas y su tamaño pequeño los hace ideales para raciones individuales. ¿Te atreves a probarlo como aperitivo?

Puedes usar pasas de arándano, uvas pasas o trocitos de ciruelas o de orejones, al gusto de la familia.

Pan de molde, de quinoa

Este pseudocereal está muy de moda, quizás porque tiene los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, es un alimento muy completo y de fácil digestión. Una única precaución: antes de hervir la quinoa, hay que lavarla bien con agua.

Por cierto, si tienes amasadora, esta receta te va de perlas, aunque también se puede hacer a mano. Solo tardarás 30 minutos en prepararlo y otros 45 minutos de cocción.

Pan de avena

Si te da pereza amasar, esta receta es perfecta para ti (a no ser que logres convencer a tus hijos para que lo hagan por ti). Puedes dejar a un lado la avena y triturar copos de avena para lograr una corteza crujiente y una miga blandita.

Este cereal no es muy habitual para hacer panes, así que descubrirás en este pan de avena, típico de Escocia, un interesante y peculiar sabor, idóneo para acompañar muchas recetas y para desayunos inolvidables.

Fuente: Bebés y más.